Contenidos

Embarazo y puerperio

Durante un embarazo normal, el ÂQRS se desvía progresivamente hacia la izquierda y la frecuencia cardíaca aumenta. 
El corazón a menudo presenta una rotación característica (dextrorrotación y horizontalización, con la punta desviada hacia delante), con un registro ECG similar al observado en la obesidad (Fig. 18.6). A veces pueden encontrarse alteraciones de la repolarización, que no suelen tener ningún significado desde el punto de vista clínico, pero obligan a hacer un seguimiento para comprobar que realmente son transitorias. Es frecuente también observar arritmias ventriculares y supraventriculares que, en general, son de naturaleza benigna.
La miocardiopatía periparto es una complicación potencial del embarazo, infrecuente, pero con un pronóstico incierto. Los factores indicadores de buen pronóstico son una buena evolución clínica, muy buena función ventricular, la presencia de síntomas leves y un ECG normal o prácticamente normal.
Durante el puerperio, debido a la alteración del tejido conectivo asociada a la falta de fibrina pueden verse, raramente, casos de disección coronaria, que aparecen como un síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST (IMEST) grave que puede provocar shock cardiogénico y/o necesidad de trasplante cardíaco (Fig. 20.43).

 
Apartado anterior Siguiente apartado