Contenidos

Arritmias ventriculares enpacientes con cardiopatías crónicas

La presencia de complejos ventriculares prematuros (CVP) en el ECG de superficie de pacientes con cardiopatías crónicas, especialmente con cardiopatía isquémica, indica que probablemente son frecuentes. En tal caso se recomienda un estudio con Holter y prueba de esfuerzo para establecer sus características. De hecho, la presencia de cualquier CVP en un ECG de rutina de 10 s de pacientes con una insuficiencia cardíaca moderada es un potente predictor de mortalidad cardiovascular (Van Lee, et al., 2010).
La morfología del CVP a veces puede sugerir la presencia de necrosis (p. ej. QR) (Cap. 5, Complejos ventriculares prematuros). Puede ser incluso más sensible que los complejos QRS sinusales para detectar isquemia (depresión del ST) (Rasouli-Ellestad, 2001) (Fig. 20.34).
Los CVP asociados a mal pronóstico son:
-  Los observados en pacientes con isquemia aguda, sobre todo con el fenómeno R/T, ya que puede desencadenar una FV (Figs. 16.31 y 17.33 B).
-  Los frecuentes o repetitivos, especialmente en presencia de una cardiopatía evolucionada y mala función ventricular, básicamente en pacientes postinfarto, ya que pueden desencadenar una taquicardia ventricular (TV) sostenida y muerte súbita (Figs. 5.12 y 16.33 A).
-  Los CVP con una q (especialmente con QR y onda T simétrica) se observan más a menudo en pacientes con necrosis asociada y/o fracción de eyección deprimida (miocardiopatía dilatada) y, por lo tanto, tienen mal pronóstico (Fig. 16.6).
-  Los CVP muy anchos y con muescas > 40 ms (Fig. 16.6).
-  Las claras alteraciones de la repolarización (depresión del ST) durante una prueba de esfuerzo en los CVP, sugieren isquemia, incluso en ausencia de cambios evidentes de la repolarización en los complejos sinusales (Fig. 20.34) (Rasouli-Ellestad, 2001) (véase más arriba).
Una TV sostenida en pacientes con cardiopatía se asocia a una evolución desfavorable. En casos con fracción de eyección deprimida y en pacientes con cardiopatías genéticas (Caps. 21 y 22) suele recomendarse implantar un desfibrilador (Bayés de Luna, 2011). Los casos de TV sostenida en pacientes sin cardiopatía aparente, especialmente si son repetitivas, también han de considerarse graves. En tales casos los nuevos episodios deberían prevenirse primero mediante tratamiento farmacológico o ablación, si es posible (TV derecha o reentrada rama-rama) (Bayés de Luna, 2011).

 
Apartado anterior Siguiente apartado