Contenidos

Enfermedades respiratorias

Muchas patologías pulmonares pueden causar una afectación de cavidades derechas, tanto durante el contexto agudo (cor pulmonale agudo debido a tromboembolismo pulmonar [Figs. 10.15 y 10.16]) como durante la fase crónica (enfisema y cor pulmonale crónico [Fig. 10.12]). En el capítulo 22 ya se ha explicado la utilidad del ECG en el diagnóstico y el pronóstico del cor pulmonale agudo y crónico, incluyendo la hipertensión pulmonar primaria (Fig. 22.13).
En lo que respecta a las enfermedades pulmonares que no afectan directamente a las cavidades derechas, el ECG puede alterarse en presencia de un neumotórax, especialmente si éste ocurre en el hemitórax izquierdo. Las alteraciones que se observan son debidas probablemente a la interposición de aire y al desplazamiento del corazón acompañados de un aumento brusco de la presión intratorácica. En caso de neumotórax izquierdo suele verse un ÂQRS desviado a la derecha, así como una reducción del voltaje del complejo QRS, que, en algunos casos, provoca morfologías con una reducción progresiva del voltaje de la onda R en derivaciones precordiales derechas, similares a las del infarto anterior. La confusión con la cardiopatía isquémica también puede ser debida a la presencia ocasional de ondas T negativas simétricas en precordiales. También se ha descrito una elevación del intervalo PR y, raramente, una elevación llamativa del ST en derivaciones II, III y VF, con un descenso especular en I, VL y VR, que puede simular un síndrome coronario agudo (Fig. 23.5). La elevación del segmento ST probablemente es debida a hipoperfusión y/o espasmo coronario, y puede verse en las derivaciones II, III y VF porque la cara inferior y la aurícula izquierda están en contacto con el pulmón colapsado. La elevación del intervalo PR puede explicarse por la afectación auricular (Monterrubio, 2000; Strizik, 1999). En general todas estas alteraciones son transitorias y desaparecen al resolverse la patología.

 
Apartado anterior Siguiente apartado