Contenidos

Accidentes vasculares cerebrales

Los accidentes vasculares cerebrales y especialmente la hemorragia subaracnoidea presentan a menudo alteraciones difusas de la  onda T, que puede  ser muy negativa o muy positiva pero habitualmente es ancha, con un  QT largo y patrón especular en las derivaciones del plano frontal (Fig. 23.1). Puede llegarse a observar una elevación transitoria evidente del segmento ST, con o sin una onda T negativa, muy similar a la observada en un síndrome coronario agudo (Fig. 23.2).

 
Apartado anterior Siguiente apartado