Contenidos

Diagnóstico electrocardiográfico de las arritmias: consideraciones preliminares

Para hacer una interpretación ECG válida de una arritmia y comprender el mecanismo electrofisiológico que la puede explicar, es necesario tener en cuenta lo siguiente:
Es aconsejable disponer de una lupa y un compás . Ellos son útiles  para  medir  con  precisión  la  duración  de  las  ondas, la distancia entre las ondas P y los complejos QRS, las  diferencias en el intervalo de acoplamiento (distancia  entre  una onda P o complejos QRS prematuros y la onda P o complejo QRS del  ritmo  basal  previo),  etc.
Es útil tener una tira larga de un trazado ECG . Ello es especialmente  importante  en  el  caso  de  posible  parasistolia, y también es conveniente registrar las 12 derivaciones  del ECG. Esto ayudará  a  realizar  el  diagnóstico  diferencial  entre las  taquicardias  supraventriculares  (TSV)  aberradas  y  las  TV, y también ayudará a determinar el lugar de origen y los mecanismos de diferentes arritmias supraventriculares y ventriculares.
En el caso de las taquicardias paroxísticas, se debe registrar una tira larga durante el masaje del seno carotídeo, y se deben practicar algunas maniobras (respiración profunda y Valsalva, así como otras maniobras vagales) con fines diagnósticos y terapéuticos (Fig. 14.1).
Se recomienda obtener registros ECG durante la prueba de esfuerzo, tanto en pacientes  con  complejos  prematuros, con el fin de comprobar si aumentan o disminuyen, como en pacientes con bradicardia importante para  identificar  si  se produce una  aceleración brusca o  gradual. Si la  aceleración es brusca, y la  frecuencia  cardíaca  es  doble  o  incluso  más,  indica que se trata de un bloqueo 2:1 sinoauricular. La aceleración gradual señala que se  trata  de  una  bradicardia  por  depresión del   automatismo.
Es útil  disponer  de  toda  la  historia  clínica  del  paciente y ECG anteriores . Esto es especialmente necesario en los pacientes con sospecha de  síndrome  de  preexcitación  o  en los  casos  de  taquicardias  con  complejo  QRS  ancho.
El «secreto» para hacer un correcto diagnóstico de una arritmia es detectar y analizar correctamente la actividad auricular y ventricular y encontrar la relación AV . Para ello, hace más de 80 años (Johnson-Denes, 2008), Lewis ideó unos diagramas que todavía se  consideran  hoy  en  día  muy  útiles. En la mayoría de los casos, con sólo tres  áreas  se  puede  explicar el lugar de inicio y el camino que sigue el estímulo eléctrico:  aurículas,  nodo  AV  y  ventrículos  (Figs.  14.2-14.4).
Es  conveniente  determinar  la  sensibilidad,  especificidad y valor predictivo de los diferentes signos y criterios diagnósticos . Esto  es  especialmente  importante  cuando  se  realiza el diagnóstico diferencial en las taquicardias con  QRS  ancho, entre TV y TSV con aberrancia (Cap. 16).
Como se ha dicho anteriormente, a menudo es necesario, para comprender mejor la prevalencia de las arritmias, los mecanismos electrofisiológicos que las pueden explicar, y el diagnóstico correcto, así como para la evaluación pronóstica y la prescripción de un tratamiento específico, realizar técnicas especiales, como la prueba de esfuerzo, la ECG de Holter, la ampliación de ondas, los estudios electrofisiológicos, las técnicas de imagen, etc. (consúltese Cap. 25 y el libro Arritmología clínica , Bayés de Luna) (Wiley-Blackwell, 2011).

 
Apartado anterior Siguiente apartado