Contenidos

Crecimiento biventricular

10.6.1. Concepto y enfermedades asociadas

Crecimiento biventricular se encuentra especialmente en algunas valvulopatías y en las cardiopatías congénitas con compromiso biventricular.
El diagnóstico de crecimiento biventricular puede plantear a menudo serias dificultades, especialmente cuando el crecimiento de uno de los ventrículos es muy evidente y enmascara  las  fuerzas  generadas  por  el  crecimiento  del  otro ventrículo, o cuando ambos ventrículos se agrandan de manera similar. Esto puede originar un complejo QRS «balanceado» normal. En estos casos la presencia de alteraciones de las aurículas y de la repolarización puede ser útil para el diagnóstico de crecimiento biventricular.
 
El diagnóstico ECG del crecimiento biventricular es aún más difícil que el diagnóstico de crecimiento aislado de un ventrículo. En adultos con cardiopatías avanzadas, la dilatación de los ventrículos, por lo general, se asocia con la hipertrofia de la  pared.
En algunas ocasiones, el ECG, o por lo menos el complejo QRS, es normal debido al equilibrio entre las fuerzas hipertrofiadas de los dos ventrículos derecho e izquierdo. Otras veces, las manifestaciones ECG de HVI dominan por completo, ocultando la presencia de hipertrofia del VD. Esta situación es en parte responsable de la baja SE (generalmente 25%) de muchos de los criterios ECG para el diagnóstico de la HVD. Finalmente, a veces la HVI no se ve bien en el ECG y parece oculta, especialmente en el cor pulmonale.
En otras ocasiones, por ECG se diagnostica crecimiento biventricular, pero durante la autopsia se observa que sólo está agrandado el VI . En algunos estudios esto se ha visto en casi el 50% de los casos (Chou, 1979). Los criterios ECG más responsables del falso diagnóstico de CVD son la presencia de una onda R mayor de 7 mm en V1 y de un índice RV1 SV6 > 10,5 mm.
10.6.2. Diagnóstico electrocardiográfico: criterios electrocardiográficos

La SP de los criterios ECG es baja, por lo general ?50%, y la SE es aún más baja (usualmente < 20%). Sin embargo, los estudios de correlación entre la ecocardiografía bidimensional y la RMC probablemente mejoran por lo menos la SP.
A .  Los  criterios  electrocardiográficos  más  útiles  para el diagnóstico de crecimiento biventricular son los  siguientes:
- Onda R alta en V5-V6 con ÂQRS derecho (? 90°) en individuos no muy delgados (? 90°) (Fig. 10.33). La posibilidad de HIP conviviendo con dilatación ventricular izquierda debe ser descartada.
- Onda R alta en V5-V6 con R alta en V1-V2. Se debe descartar  la  preexcitación  tipo  WPW.
- Complejos QRS dentro de los límites normales acompañados de alteraciones de la repolarización importantes (T negativa y descenso del segmento ST), especialmente si el paciente tiene FA. Este tipo de ECG se ve en los ancianos con insuficiencia cardíaca avanzada y crecimiento biventricular.
- Ondas S pequeñas (poco profundas) en V1, junto con S profunda en V2 y una R dominante en V5-V6, junto  con ÂQRS derecho en el plano frontal,  o  morfología  tipo  SI, SII,  SIII  (Fig.  10.34).
- QRS  de  alto  voltaje  en  las  precordiales  intermedias  junto con  una  onda  R  alta  en  precordiales  izquierdas  (frecuente en  la  CIV  amplia)  (signo  de  Katz-Watchell)  (Fig.  10.35).
B . En el periodo de recién nacido, los siguientes criterios sugieren crecimiento biventricular:
- Signos directos de CVD y CVI.
- Signos directos de CVD más uno de los siguientes: a) onda q de 2 mm o más en las derivaciones precordiales izquierdas;
b)  onda  R  evidente  en  V6,  o  c)  ondas  T  negativas  en  las precordiales    izquierdas.
- Los criterios de CVI más R > S en V1.
- Un ECG aparentemente normal en presencia de cardiomegalia no debida a un derrame pericárdico.
Sin embargo, la presencia de signos de CVD y de un ÂQRS desviado más allá de –30 °C, no sugieren crecimiento biventricular, sino CVD HSA. Este tipo de ECG en un niño sugiere canal auriculoventricular (AV) común  o  doble  salida del VD.
10.6.3. Otros métodos electrocardiológicos

Macfarlane (1981) ha aplicado un sistema de puntos basado en las derivaciones ortogonales que permite cuantificar los criterios que se deben utilizar para diagnosticar crecimiento biventricular. Según este autor, la SE, cuando se utilizan estos criterios, varía de 42-64%, y la SP es superior al 90%.


10.6.4. Diagnóstico del crecimiento biventricular en presencia de bloqueo ventricular

10.6.4.1. En presencia de bloqueo de rama derecha

El crecimiento biventricular se sugiere en presencia de morfología rsR’ en V1, V2 y a veces V3, con una R’ alta o una R única en V1-V2 y morfología qRs en V5-V6, así como, en ocasiones, una onda R de alto  voltaje  (>  20  mm)  en  V4 (Fig. 11.13 C).


10.6.4.2. En presencia de bloqueo de rama izquierda

El crecimiento biventricular  se  sugiere  cuando  hay  signos de CVI ÂQRS derecho y/o r evidente en V1 en ausencia de infarto de miocardio.
 

 
Apartado anterior Siguiente apartado