Contenidos

Intervalo Qt (figs. 7.4 y 7.6) (Bayés-Batchvarov-Malik, 2008; Malik-Camm,2004; Goldenberg-Zareba, 2008) (Caps. 19, 21 y 24)

El intervalo QT representa la suma de la despolarización (QRS) y la repolarización (segmento ST y la onda T) . A menudo, sobre todo en la presencia de una onda T u onda U aplanada, es difícil de medir correctamente el  intervalo  QT.  Se  acepta  que esta medida debe llevarse a cabo utilizando un método consistente para asegurar que mediciones realizadas en distintos momentos son iguales.  El  método  más  adecuado  consiste  en  considerar  que el final de la repolarización ocurre en un punto donde la tangente que sigue la pendiente descendente de la onda T cruza la línea isoeléctrica, como se ve en la figura 7.6. Esta figura también muestra la forma de medir el intervalo QT en situaciones especiales (Fig. 7.6 B). La tabla 21.4 muestra el rango de los valores normales del intervalo QT en diferentes grupos de edad y sexo.
Es necesario corregir el intervalo QT por la frecuencia cardíaca (QTc). El intervalo QT está claramente alargado cuando es mayor que la mitad del intervalo RR. Por lo general, el QTc es menor de 440 ms (un percentil 99 para los hombres es de 470 ms, y para las mujeres de 480 ms). En la práctica clínica,  QT  se  puede medir con una regla (Fig. 7.4), y se considera que su duración no debe exceder el 10% del valor que le corresponde de acuerdo con la frecuencia cardíaca.
La hora del día pueden influir en la medición del QT, pues es más largo en la tarde y por la noche (Bexton, 1986; Morganroth, 1991), además de ser más largo en mujeres que en hombres (Molnar, 1996) (Tabla 21.4).
Un intervalo QT prolongado puede estar relacionado con cardiopatías hereditarias (síndrome de QT largo congénito) (Moss, 2005) (Fig. 21.10) El intervalo QT puede ser largo en enfermedades como la insuficiencia cardíaca y la cardiopatía isquémica, algunos desequilibrios electrolíticos (especialmente hipocaliemia), y después de la ingesta de determinados fármacos. Se considera que un medicamento no debe aumentar el intervalo QTc en más de 30 ms y que un cambio de 60 ms puede ya provocar torsades de pointes (TdP) y la muerte súbita. Sin embargo, una taquicardia ventricular en TdP rara vez se presenta a menos que el intervalo QTc sea superior a 500 ms (Bayés de Luna, 2011) (Caps. 19 y 21).
Un intervalo QT corto se puede encontrar en casos de repolarización precoz, efecto digitálico, hipermagnesemia y acidosis, entre otras condiciones, y, en raras ocasiones, en algunos trastornos genéticos asociados con la muerte súbita (síndrome de QT
corto) (Fig. 21.13). Por lo general, en este último caso, el intervalo QT es inferior a 300 ms y la onda T es picuda, y alto, especialmente en V2-V3. En el síndrome de QT corto sintomático, la distancia desde el punto J a la cima de la T es corto (< 100 ms) en comparación con el QT corto asintomático, que es más largo (> 100 ms) (Figs. 7.6 y 21.13) (Anttonen, 2009) (Cap. 19).
 

 
Apartado anterior Siguiente apartado