Contenidos

Conceptos básicos

Queremos empezar este libro con la exposición de los conceptos básicos de qué es la electrocardiografía, que se expondrán con más detalle en los capítulos correspondientes.
El corazón es una bomba que envía sangre a todo el cuerpo humano. Esto se lleva a cabo a través de un estímulo eléctrico que se origina en el nódulo sinusal y se transmite a través del sistema específico de conducción (SEC) a las célu-las contráctiles.
Durante el periodo de reposo, las células del miocardio presentan un equilibrio entre las cargas eléctricas positivas del exterior celular y las cargas negativas de su interior. Cuando las células miocárdicas reciben el estímulo propagado desde el nódulo sinusal, se inicia el proceso de activación de estas células. Dicho proceso es un mecanismo electroiónico que se explica con detalle en el capítulo 5, y que implica dos
procesos sucesivos: la despolarización, o la pérdida de cargas positivas externas que son sustituidas por las negativas, y la repolarización, lo que representa la recuperación de las cargas positivas externas.
El proceso de despolarización en una célula del miocardio contráctil comienza con la formación de un dipolo de despolarización compuesto por un par de cargas (– ) que avanza a través de la superficie de la célula como una ola en el mar, dejando tras de sí una estela de negatividad (Fig. 1.1 A). Cuando toda la célula se despolariza (externamente es nega-tiva), se forma un nuevo dipolo en el mismo lugar que se conoce con el nombre de dipolo de repolarización ( –). Entonces se inicia el proceso de la repolarización, por el que la superficie celular se llena de cargas positivas (Fig. 1.1 B).
La expresión de los dipolos es un vector que tiene su cabeza en la carga positiva y la cola en la negativa. Un electrodo que está situado frente a la cabeza del vector registra
positividad ( ) y cuando se enfrenta con la cola negatividad (–) (Figs. 1.1-1.3, 5.24, 5.25 y 5.28). La deflexión originada por el proceso de despolarización es más brusca porque el proceso de despolarización es un proceso activo (entrada re-pentina de iones Na y más tarde de Ca), y el proceso de la repolarización es mucho más lento (salida de K) (Cap. 5.1.2, Potencial de acción transmembrana).
Si lo que ocurre en una célula contráctil se extrapola al ventrículo izquierdo, considerando que el mismo es la expre-sión de todo el miocardio, veremos que el proceso de la re-polarización en este caso se inicia en el lugar opuesto al de la despolarización. Esto explica por qué la repolarización de una célula contráctil se representa como una onda negativa, y la repolarización del ventrículo izquierdo, como expresión del electrocardiograma (ECG) humano por una onda positiva (Fig. 5.28) (Cap. 5, Potencial de acción transmembrana y Origen del ECG).

 
Apartado anterior Siguiente apartado